La «doble vara» de la Conmebol: sanciones para Boca y nada para Mineiro

El escándalo en el vestuario de Boca, tras la eliminación del equipo argentino de la Copa Libertadores en manos de Atlético Mineiro en los penales, sigue dando imágenes y ahora se reveló que el presidente del conjunto local, Sergio Coelho, fue parte de los incidentes. Por el hecho, jugadores y miembros del Consejo de Fútbol del «Xenize» de la Conmebol que optó por obviar lo hecho por el brasileño.

En las imágenes puede observarse que Coelho con una botella en la mano, efusivo e increpando a un grupo de jugadores. También se lo ve en escena a Nacho Fernández que intenta frenarlo para que todo no pase a mayores.

En tanto l a Confederación Sudamericana de fútbol (Conmebol) decidió sancionar duramenta a los delanteros Cristian Pavón y Sebastián Villa, a quienes les aplicó seis fechas de suspensión, más sendas multas de 30 mil dólares a cada uno.

Raúl Cascini y Marcelo Delgado, ambos integrantes del Consejo de fútbol de la entidad xeneize, fueron suspendidos “por 24 meses” para asistir a cualquier evento o competición “organizada por Conmebol, a partir de la notificación de la presente decisión”.

El zaguero Marcos Rojo, por su lado, recibió un castigo de cinco partidos, mientras que su compañero de defensa, Carlos Izquierdoz, fue sancionado con cuatro cotejos.

El mediocampista Diego «Pulpo» González fue suspendido por tres encuentros, mientras que el arquero suplente, Javier García, deberá purgar una inhabilitación de dos fechas.

En cambio, el defensor peruano Carlos Zambrano y el delantero que representa al seleccionado de Armenia, Norberto Briasco, recibieron sendas “advertencias” del Comité Disciplinario del ente organizador del fútbol en Sudamérica.

En tanto, Leandro Somoza (ayudante de campo) y Fernando Gayoso (entrenador de arqueros), en ese entonces integrantes del CT de Miguel Russo, fueron suspendidos por seis y tres partidos, respectivamente.

Vale recordar que Boca quedó eliminado de la Copa Libertadores en los octavos de final al perder 3-1 ante Atlético Mineiro, en Belo Horizonte y en definición por tiros penales, luego de igualar 0-0 en los 90 minutos regulares en los que a instancias del VAR le fue anulado otro gol tan polémico como en del partido de ida en la Bombonera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.