Llega al Bellas Artes la artista conceptual coreana Kimsooja

El Museo Nacional de Bellas Artes exhibe, del 17 de septiembre al 21 de noviembre, la muestra “Kimsooja. Nómada”, que presenta por primera vez en Buenos Aires la obra de la artista coreana Kimsooja (1957, Daegu, Corea del Sur), referente internacional del arte conceptual multimedia y del videoarte, como parte de la tercera edición de la Bienal Internacional de Arte Contemporáneo del Sur (BIENALSUR).

La práctica de Kimsooja combina performance, video, fotografía e instalaciones de sitio específico utilizando textiles, luces y sonido. En muchos de sus trabajos, recupera las acciones cotidianas de las mujeres de la sociedad coreana, sus objetos, usos y costumbres.

Con la curaduría de Diana Wechsler, directora artística de la bienal, “Kimsooja. Nómada” reunirá en la sala 33 del Museo fotografías, instalaciones, objetos y videos de la creadora coreana, donde los bottaris –bulto constituido por una manta colorida tradicional de su país, que envuelve una selección breve de objetos significativos para sus poseedoras– son omnipresentes.

Sobre la instalación con bottaris, la curadora analiza: “Cada uno de ellos es una versión condensada del mundo, de un mundo singular, íntimo, encerrado o cobijado –más bien– por una manta que envuelve, protege y oculta a la vez un conjunto de objetos necesarios con los que la noción de “necesidad” se podría redefinir en el encuentro de cada uno de ellos o en la imaginación de todos los que los observamos”.

Además, se proyectará sobre una pared de la sala su emblemática “Mujer aguja”, video estrenado en el CCA Kitakyushu en 1999. En el audiovisual, Kimsooja, de espaldas a la cámara, aparece en Tokio, Shanghái, Delhi, Nueva York, Ciudad de México, El Cairo, Lagos, Londres, Patan y Nepal, lugares de conflictos irresueltos que la artista trata de sanar metafóricamente mediante la aguja.

Según explica Wechsler, el trabajo de Kimsooja –quien se define como “nómada”– “transita fluidamente entre espacio y tiempo en busca de captar o ponerse frente/en/entre realidades diversas”. “Observar serenamente en medio de la multitud le ofrece la posibilidad de ‘sentir empatía por la humanidad’ a la vez que la acerca a ‘captar la esencia de lo efímero de la realidad humana’”, agrega.

Siguiendo los ejes curatoriales “Tránsitos y migraciones” y “Modos de habitar”, la exposición del Bellas Artes se suma a los otros dos capítulos que componen el proyecto “Kimsooja en Buenos Aires” de BIENALSUR, con curaduría de Wechsler, que busca establecer enlaces, nuevos sentidos, y empatizar con y en diferentes culturas y sociedades: el “Capítulo 1: Kimsooja. El encuentro con el otro”, que se inaugura el 10 de septiembre en el MUNTREF Sede Hotel de Inmigrantes, y el “Capítulo 3: Kimsooja. Una experiencia interior”, que podrá verse desde el 21 de septiembre en el Centro Cultural Coreano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.