Cristina Fernández: «El pico de endeudamiento fue en 2018 y el FdT no tuvo nada que ver» (Video)

La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner participa, desde las 14 horas,  del lanzamiento de un plan del municipio bonaerense de Lomas de Zamora basado en el programa «Qunita», implementado a nivel nacional en 2015 con el objetivo de reducir la mortalidad infantil por colecho y acompañar a las mujeres embarazadas en su periodo de gestación y luego del nacimiento de sus hijos.

En su discurso recordó que «el pico del endeudamiento» de la Argentina fue en 2018 y subrayó que el Frente de Todos «no tuvo nada que ver» con ese mecanismo ni con la crisis que sobrevino después.

Consideró que el anterior gobierno «no cuidó las reservas del Banco Central» y recordó que cuando aún no había comenzado a ejercer la primera magistratura, el presidente Alberto Fernández «hizo ejercicio de responsabilidad institucional y salió a decir que el precio del dólar» de la administración que aún gobernaba «estaba bien».

«Mientras tanto, el que seguía siendo presidente se comenzó a comportar como un político de la oposición», destacóla vicepresidentaal participar del lanzamiento del plan Qunita.

Además, aseguró que la oposición se «dedicó a construir otro relato con una formidable maquinaria mediática», cuando atribuían a la cuarentena la crisis y no a la pandemia que afectaba al mundo.

«El relato es que los males de la economía son por la cuarentena y no por la pandemia», sostuvo.

Vale recordar que el Plan Qunita se implementó durante la gestión presidencial de Cristina Kirchner en 2015, pero fue luego discontinuado por la administración de Mauricio Macri bajo denuncias judiciales por malversación de fondos por compras con sobreprecios.

El sobreseimiento de todos los procesados en la causa del Plan Qunita por inexistencia del delito volvió a visibilizar el programa puesto en marcha hace exactamente 6 años.

En el mes de julio, el Tribunal Oral que debía juzgar a 18 procesados por supuestos delitos en el llamado Plan Qunita de provisión de kits para recién nacidos sobreseyó a todos los acusados, al hacer lugar a un pedido fiscal por inexistencia de delito.

«La judicialización de la política frenó un programa que salvaba vidas. Hasta esa denuncia, el programa había disminuido la mortalidad infantil en un 8,5%», evaluó -tras la decisión judicial- el ministro del Interior, Eduardo «Wado» de Pedro en su cuenta de Twitter.

La decisión de los jueces del Tribunal Oral Federal 8 benefició a exfuncionarios kirchneristas como Aníbal Fernández, Daniel Gollan y Nicolás Kreplak, entre otros, y a empresarios que proveyeron los insumos para el kit.

Los jueces Adrián Grunberg, José Michilini y Ricardo Basílico ordenaron además levantar los embargos que había dictado en el caso el fallecido juez federal Claudio Bonadio.

El Tribunal resolvió dictar los sobreseimientos luego de un contundente dictamen de la fiscal de juicio Gabriela Baigún, quien demolió la denuncia original de la diputada Graciela Ocaña y -en base al análisis de dos pericias contables- concluyó que no hubo perjuicio para el Estado, aseguró que no fue direccionada la licitación y subrayó que el kit cumplía con el objetivo de lograr «un comienzo de vida equitativo».

En los seis meses que funcionó el plan nacional para reducir la principal causa de mortalidad infantil entre los sectores de menores recursos -el colecho- se distribuyeron 74.408 kits a 289 maternidades en todo el país, de los cuales 43.600 (un 60 por ciento del total repartido) fueron entregados a las familias.

El Programa Qunita estaba destinado a todas las mujeres embarazadas titulares de la Asignación por Embarazo (AE) otorgada por ANSES y además proponía el seguimiento de las mamás durante el embarazo, en todas las acciones complementarias al cuidado del embarazo: desde los controles prenatales, el parto y controles posteriores.

De esta manera se busca garantizar no sólo el acceso equitativo a insumos y recursos necesarios para el cuidado del bebé, sino también un seguimiento adecuado durante el período de gestación.

El kit Qunita contaba con un portabebé, cuna, indumentaria para el bebé y la mamá, elementos de cuidado e higiene (termómetro digital, toalla y toallón, babero y cremas, entre otras cosas), ropa de cama, juguetes, una guía y el kit de viaje

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.