Nicolás Del Caño cuestionó a Pedro Castillo y al gobierno de Cuba

El precandidato a diputado nacional Nicolás Del Caño, que se presenta por el Frente de Izquierda y de los Trabajadores – Unidad en la provincia de Buenos Aires, tomó distancia del nuevo presidente de Perú, Pedro Castillo, de quien dijo que “hay muchos puntos con los que obviamente no coincidimos para nada”. “Obviamente no estamos de acuerdo con planteos como su oposición al derecho al aborto”, señaló el ex candidato presidencial. No obstante, señaló que el voto a Castillo representa “el rechazo a las políticas neoliberales en la última década de Perú” y planteó que “estamos muy atentos a lo que expresa que Castillo haya llegado a la presidencia en Perú”, en el sentido de que hay enormes sectores del pueblo en Perú que quieren un cambio para revertir la situación”:

En diálogo con La Once Diez / Radio de la Ciudad, se expresó sobre la represión y las detenciones ocurridas en Cuba y aseguró que hubo “una represión que nosotros rechazamos, obviamente”. Aseveró que “nosotros tenemos una postura muy clara con respecto a lo que sucede en Cuba”, que implica, “por un lado, el rechazo al embargo, que genera la imposibilidad de adquirir alimentos, de adquirir medicamentos, no te permite el acceso al crédito” y, por otro lado, la visión de que “el problema del gobierno de Cuba es que viene planteando medidas de ajuste, que viene planteando medidas procapitalistas y hay una fuerte diferencia entre la casta gobernante y las mayorías populares”. “Muchos sectores se movilizaban planteando socialismo sí, represión no”, resaltó.

Sobre la situación política argentina, cruzó a los bloques mayoritarios al sostener que “Juntos por el Cambio ahora se llama Juntos queriendo dejar de lado al gobierno de Macri, donde se ha sufrido la caída del salario y las jubilaciones” y “por otro lado, el Frente de Todos llegó con una promisa de campaña que decía que iba a llenarle la heladera a los sectores populares y eso no sucedió: los jubilados fueron ajustados, fue la primera medida que tomó el Gobierno y no había pandemia”.

Por su parte, en el marco de la situación de Chano Charpentier y hablando de políticas de seguridad en general, se manifestó en contra del uso de pistolas Taser:  “Nosotros siempre hemos tenido una postura de claro rechazo al uso de las Taser porque hay organismos internacionales que han señalado que pueden tener un carácter legal y se pueden usar como un mecanismo de tortura. En el caso puntual (de Chano) me parece que el problema pasa por buscar ampliar el presupuesto y el enfoque desde el punto de vista de la salud mental. Hay un escaso presupuesto y me parece que ahí está el problema”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.