Un día como hoy nacía la «Oveja Dolly» (Video)

El 5 de julio de 1996 nace la oveja Dolly, fue el primer mamífero clonado a partir de una célula adulta. Sus creadores fueron los científicos del Instituto Roslin de Edimburgo, Ian Wilmut, Keith Campbell.

La oveja Dolly nació como resultado de un experimento realizado de la ubre de la madre de Dolly, los científicos sacaron una célula, que contiene todo el material genético (ADN) de la oveja adulta; después, a la otra oveja, le extrajeron un óvulo, el cual serviría de célula receptora. Al óvulo se le extrajo el núcleo, eliminando así el material genético de la oveja donante. Posteriormente se extrajo el núcleo de la célula mamaria y, mediante impulsos eléctricos, se fusionó al óvulo sin núcleo de la oveja donante.

La clonación (retoño, rama; copia idéntica de un organismo a partir de su ADN) se puede definir como el proceso por el que se consiguen, de forma asexual, copias idénticas de un organismo, célula o molécula ya desarrollado. Con la clonación se abrieron también otras posibilidades de investigación, como la copia de animales transgénicos, es decir genéticamente modificados, para crear razas enteras con características predefinidas, de modo que, por ejemplo, fueran resistentes a los virus.

El experimento que dio la vida de Dolly significó un importante avance científico para la humanidad, por su contribución a la lucha para combatir ciertas enfermedades, especialmente el cáncer y por mejorar la elaboración de algunos fármacos y facilitar la selección de linajes en la ganadería.

Hasta el día en que nació Dolly, la clonación se había practicado con ranas, vacas y ovejas, pero siempre a partir de células embrionarias, y no de un adulto. Después de 277 intentos fallidos, Wilmut logró que naciera Dolly.

La aparición de Dolly provocó un amplio debate sobre los alcances de la clonación. Fue calificada de «profanación genética» por la Iglesia Católica y muchos gobiernos la criticaron ante la vertiginosa perspectiva de contar con «doblas» de personas.

Meses después del nacimiento de Dolly, apareció la primera oveja transgénica –con un gen humano-. Un año después de este experimento, Dolly tuvo una cría en 1998, tras ser cruzada naturalmente con un carnero a fines de 1997.

Las alteraciones del patrimonio genético en animales plantean problemas éticos. Entre las consecuencias que se han barajado para considerar ilícita la clonación figura el factor medioambiental, ya que se piensa que, a largo plazo, supondría un detrimento de la variabilidad genética y de adaptación de las especies.

Algunos investigadores consideran que el uso y manipulación del genoma de animales y vegetales puede ser uno de los principales instrumentos para acabar con el hambre del mundo o aportar excelentes fuentes vivas de sustancias químicas muy valiosas para el hombre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.