Hallan un nuevo planeta «sin equivalente conocido»

Este increíble hallazgo se realizó luego de que el satélite CHEOPS de la ESA estuviera explorando 2 exoplanetas ubicados mucho más allá de nuestro sistema, estos dos ya habían sido descubiertos antes, pero lo que no se imaginaban encontrar era un tercer planeta, este mismo fue visto al momento de cruzar por delante de su estrella.

El planeta apodado “d” tiene cerca de 2,5 veces el radio de la tierra y el tiempo que tarda en dar la vuelta a su estrella es cerca de 107 días y tiene 8,8 veces la masa de nuestro planeta.

Gracias a que el sol que orbita “d” es lo suficientemente brillante como para ser observado por un telescopio, hace que este planeta sea atractivo y que posiblemente se intente observar con el telescopio espacial Hubble y con el próximo telescopio espacial James Webb.

“Los sistemas en tránsito como Nu2 Lupi son de suma importancia en nuestra comprensión de cómo se forman y evolucionan los planetas, ya que podemos comparar varios planetas alrededor de la misma estrella brillante en detalle”, explica Laetitia Delrez, investigadora de la Universidad de Lieja (Bélgica) y autora principal del nuevo hallazgo.

En 2019, el buscador de planetas HARPS del Observatorio Europeo Austral (ESO) en Chile descubrió tres exoplanetas en el sistema (llamados ‘b’, ‘c’ y ‘d’) con masas similares a las de la Tierra y Neptuno y órbitas de 11.6, 27.6 y 107.6 días. Posteriormente, el satélite de reconocimiento de exoplanetas en tránsito (TESS) de la NASA descubrió que los dos planetas más internos, b y c, transitaban Nu2 Lupi, una estrella brillante similar al Sol, convirtiéndola en una de las tres únicas estrellas a simple vista que albergan múltiples planetas en tránsito.

Más agua que en la Tierra

La mayoría de los exoplanetas de períodos prolongados en tránsito descubiertos hasta la fecha se han encontrado alrededor de estrellas que son demasiado débiles para permitir observaciones detalladas de seguimiento, lo que significa que se sabe poco sobre las propiedades de sus planetas. Nu2 Lupi, sin embargo, es lo suficientemente brillante como para ser un objetivo atractivo para otros potentes telescopios situados en el espacio, como el telescopio espacial Hubble, de la ESA, el próximo telescopio espacial James Webb, o grandes observatorios en tierra.

«Dadas sus propiedades generales y su órbita, esto consigue que el planeta ‘d’ sea un objetivo excepcionalmente favorable para estudiar un exoplaneta con una atmósfera de temperatura suave alrededor de una estrella similar al Sol«, agrega Delrez.

Al combinar nuevos datos de CHEOPS con datos de archivo de otros observatorios, los investigadores descubrieron que el planeta ‘b’ es principalmente rocoso, mientras que los planetas ‘c’ y ‘d’ parecen contener grandes cantidades de agua envueltas en envolturas de gases de hidrógeno y helio. De hecho, los planetas ‘c’ y ‘d’ contienen mucha más agua que la Tierra: una cuarta parte de la masa de cada planeta está compuesta de agua, en comparación con menos del 0,1% de la Tierra. Esta agua, sin embargo, no es líquida, sino que toma la forma de hielo a alta presión o vapor a alta temperatura.

«Si bien ninguno de estos planetas sería habitable, su diversidad hace que el sistema sea aún más emocionante y una gran perspectiva de futuro para probar cómo se forman y cambian estos cuerpos con el tiempo», señala Enric Pallé, investigador del IAC y coautor del trabajo.

«También existe la posibilidad de buscar anillos o lunas en el sistema Nu2 Lupi, ya que la exquisita precisión y estabilidad de CHEOPS podría permitir la detección de cuerpos de aproximadamente el tamaño de Marte», indica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.