Colombia| Con escolta del Ejercito se pudo ingresar alimentos a Cali

El Ejército colombiano escoltó la entrada de camiones con combustible y alimentos a la ciudad de Cali, asolada desde hace días por unas protestas contra el Gobierno de Iván Duque que están siendo reprimidas por la policía, tras una madrugada en la que se registraron otros tres heridos de bala en circunstancias que se investigan.

«Estamos haciendo unos corredores de movilidad humanitarios con el fin de transportar los alimentos no solamente para las personas, sino también para los animales», expresó el comandante de la Tercera Brigada del Ejército, Miller Nossa, en declaraciones a Caracol Radio.

El ingreso de los camiones con mercadería se da después de que se alcanzara un acuerdo con sectores de transportistas que mantenían bloqueadas las principales rutas del país.

Los constantes bloqueos de camioneros y volqueteros provocaron un aumento del precio de los alimentos de más del 100%, según el diario colombiano El Tiempo.

Tras alcanzar un acuerdo, los militares escoltaron esta mañana camiones para llevar combustible a 15 estaciones de servicio en Cali, capital del Valle del Cauca, y se espera en las próximas horas el ingreso de más vehículos para proseguir con la distribución, informó Europa Press.

Mientras tanto, testigos denunciaron que tres personas resultaron heridas, una de ellas de gravedad, tras recibir disparos efectuados desde un vehículo «de alta gama» mientras se manifestaban en el centro de Cali contra la reforma económica del Gobierno.

La Policía Metropolitana de Cali se comprometió a investigar el suceso y aclaró que la protesta se desarrollaba en un lugar sin efectivos de la Policía Nacional, a la que se acusa de ser la causante de buena parte de la violencia de la última semana en la ciudad.

El fiscal general de Colombia, Francisco Barbosa, anunció que está previsto que varios agentes de policía sean imputados por la comisión de delitos de homicidio tras una serie de investigaciones.

Según la investigación, tres de los 11 presuntos homicidios que se registraron conducen a la imputación de miembros de la Policía Nacional colombiana.

De acuerdo a la Fiscalía, hay 24 muertos en el marco de las protestas y 11 de ellos estarían vinculados específicamente con las manifestaciones.

Ayer, organizaciones de defensa de los derechos humanos denunciaron que al menos 379 personas desaparecieron en Colombia durante la ola de protestas contra el Gobierno que, por undécimo día consecutivo, se dan en las principales ciudades del país, inicialmente por una reforma tributaria y ahora por otros reclamos.

En las redes sociales circulan centenares de videos que muestran cómo la policía y especialmente el Esmad (Escuadrón Antidisturbios) ataca a los manifestantes en Cali, Medellín, Pasto, Barranquilla, Bogotá y otras, con ráfagas de aturdidoras, gases lacrimógenos y munición real.

El diario El Espectador publicó en su sitio digital un extenso y contundente informe con testimonios de jóvenes que estuvieron detenidos extraoficialmente algunas horas y que relataron los golpes y torturas que recibieron, mientras sus familiares los buscaban y denunciaban sus desapariciones en las redes sociales.

Mientras tanto, el Presidente mantuvo ayer su segunda reunión con miembros de los diferentes sectores del país con los que espera llegar a un acuerdo para levantar los bloqueos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.