Chocobar declaró que «disparó hacia los pies» y que no fue su intención «matar»

El policía bonaerense Luis Chocobar, quien es juzgado por el homicidio en 2017 de uno de los ladrones que asaltaron y apuñalaron a un turista estadounidense en el barrio porteño de La Boca, declaró  que en ningún momento quiso matar al asaltante y que le disparó hacia «los pies», informaron fuentes judiciales.

En su indagatoria ante el Tribunal Oral de Menores 2 (TOM) que se extendió más de dos horas, Chocobar justificó su accionar al decir que quiso evitar que Juan Pablo Kukoc (18) siguiera avanzando hacia él, ya que supuso que estaba armado, pero para la querella el acusado mintió «para intentar mejorar su muy comprometida situación».

Para ratificar que no quiso matar a Kukok, Chocobar afirmó que dos veces se identificó como policía y dio la voz de alto y, primero disparó al aire. “Tiré para abajo, hacia los pies”, sostuvo el uniformados.

Los jueces Fernando Pisano, Jorge Ariel Apolo y Adolfo Calvete escucharon por primera vez a Chocobar luego de haber recibido días atrás el resultado de un peritaje realizado por expertos de la Unidad Criminalística de Alta Complejidad de la Superintendencia Federal de Policía Científica sobre un plomo calibre 9 milímetros que fue hallado durante la autopsia al cadáver de Kukoc y que no había sido estudiado.

El juicio tiene “carácter reservado” porque, en el banquillo de los acusados, además del uniformado, está el supuesto cómplice del ladrón muerto, quien en el momento de los hechos era menor de edad. El Ministerio Público está representado por la fiscal Susana Pernas.

Vale recordar que el policía bonaerense Luis Chocobar, es juzgado por haber matado a un delincuente que había participado de un violento robo a un turista estadounidense en el barrio de La Boca.

Ocurrió el 8 de diciembre de 2017, cuando el fotógrafo estadounidense caminaba por La Boca y poco antes de llegar a la calle Caminito fue interceptado por dos asaltantes que le robaron su cámara.

Durante el robo, uno de los ladrones lo apuñaló una decena de veces en el pecho y lo dejó gravemente herido, tras lo cual ambos delincuentes salieron corriendo, pero mientras uno logró escaparse, el otro, luego identificado como Kukoc, fue interceptado a tres cuadras por dos transeúntes que habían visto el ataque y lo retuvieron en el piso.

Poco después, llegó al lugar Chocobar, efectivo de la Policía Local de Avellaneda, quien se identificó y, según declaró después, le disparó al delincuente porque pensó que iba a sacar un arma.

Kukoc murió por la gravedad de las heridas, en tanto que el otro asaltante fue detenido.

Por su parte, Chocobar también fue detenido, aunque lo excarcelaron días después y contó con el apoyo del entonces presidente Mauricio Macri, quien lo recibió en la Casa Rosada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.