La Liga española esta que arde: Barcelona y Madrid no le pierden pisada al Atlético

Atlético de Madrid perdió 2-1 con Athletic de Bilbao, como visitante, por la fecha 32 de la Liga de España, en un partido clave por la lucha por el campeonato. Los dirigidos por Diego Simeone son líderes con 73 puntos, dos más que Real Madrid y el Barcelona de Lionel Messi, que tiene todavía un partido pendiente ante Granada y puede superarlo. Alex Berenguer (PT 8 min), Stefan Savic (ST 32 min) e Íñigo Martínez (ST 41 min) marcaron los goles.

El Colchonero se encontró perdiendo muy rápido luego de que el equipo vasco capitalizara una contra y pusiera el primer gol del encuentro luego de que Berenguer conectara un centro proveniente desde la banda derecha.

Sin embargo,  el Atlético reaccionó forzando córneres y concretando varias llegadas. Las mejores, aunque sin llegar a ser claras ocasiones de gol, fueron un cabezazo de Carrasco y un disparo de media vuelta del argentino Ángel Correa. Incluso, el complemento empezó con el Atlético pidiendo penal luego de que la pelota pegara en el codo de Nuñez tras un centro de Correa.

No obstante, los dirigidos por el argentino continuaron buscando la igualdad y la terminaron encontrando poco después de la media hora de juego cuando Savic anticipó a todos en el primer palo tras un córner y puso el empate.

Pero cuando quedaban cuatro minutos para el final, el equipo del Cholo fue víctima de su principal arma: el juego aéreo. En un córner, Ibai le puso la pelota en la cabeza de Martínez, que metió un cabezazo fortísimo para batir a Oblak y decretar el resultado final.

Barcelona hizo lo suyo

El Equipo de Messi derrotó 2-1 al Villarreal, por la fecha 32 de La Liga de España, y cumplió con la obligación de ganar para seguir dependiendo de sí mismo para quedarse con el campeonato. Doblete de Antoine Griezmann para dar vuelta un partido difícil como visitante pero que le permite a Lionel Messi y compañía continuar aspirando a un nuevo título de liga.

El Planchazo contra Messi

Cuando pomediaba el minuto 64 del partido entre Villarreal y Barcelona. La visita ganaba 2-1 y parecía tener el partido controlado, gracias a darlo vuelta con un doblete de Antoine Griezmann. Pero todos los corazones blaugranas se detuvieron cuando Lionel Messi terminó tirado en el piso con intensas muestras de dolor.

Pelota dividida ya que Manu Trigueros la controló larga, llegó primero Messi pero el futbolista del Submarino Amarillo se arrojó de manera más que temeraria con su suela levantada. Todos los tapones chocaron fuertemente con el tobillo de Leo, que estaba con su pie firme sobre el suelo.

Gestos de dolor en el astro argentino y de preocupación en todos sus compañeros y entrenador. Planchazo criminal del mediocampista español que, para colmo, se fue protestando la merecida roja directa que vio del árbitro Carlos del Cerro Grande. Messi quedó tendido un buen rato en el césped, pero se pudo levantar y, por fortuna, continuó disputando el partido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.