Los preparativos de un momento inédito, donde el Presidente debió dar un mensaje aislado de todos y todas

Apenas 300 metros separaron al presidente Alberto Fernández desde la Casa de Huéspedes (donde cumple el aislamiento por ser positivo de COVID) hasta el atril desde donde grabó el mensaje en el que explicó las nuevas medidas que se vienen.

Sin dudas un mensaje que quedará en la retina de muchos, además de quedar signado en la historia por ser una cadena nacional emitida en pleno aislamiento del primer mandatario. Toda una novedad de estos tiempos, donde cada día que se sucede todo lo surrealista pasa a ser cotidiano.

Voces cercanas al mandatario, que presenciaron la grabación, sostuvieron que caminó sin ninguna compañía por la calle principal de la residencia de Olivos que termina en la Plaza de Armas. Integrantes de la Unidad Médica Presidencial estuvieron presentes controlando que se cumplan con todos los protocolos sanitarios.

«Los equipos técnicos que realizaron la transmisión cumplieron con todas las normas de protocolo sanitario. Utilizaron equipos de protección personal, barbijos y máscaras protectoras» recalcaron desde Olivos.

«La transmisión fue realizada de  manera remota. Frente al atril la cámara estuvo dispuesta sin camarógrafo y ya estaba grabando desde el momento que el presidente se acercaba caminando», agregaron.

Para evitar contacto con personal de la Quinta de Olivos y con los técnicos se preparó antes todo.

«Todos los equipos de iluminación y sonido en el set se colocaron con varias horas de anterioridad a la llegada del presidente. Todas las personas se retiraron del lugar tras realizar la puesta final de cámaras y antes de la llegada del presidente» resaltaron.

El mismo Fernández manifestó detalles de la preparación en su discurso: recalcó que estaba “al aire libre” e invitó a “escuchar los aviones que pasan”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *