#8M: Marcharán al Congreso y el Obelisco en reclamo de Derechos

Pese a que la idea de organizar una movilización en medio de la emergencia sanitaria por el Covid-19 fue un tema que se discutió entre los distintos colectivos y agrupaciones feministas,  el crecimiento de los femicidios, la violencia machista, la lentitud de la Justicia para proteger a las mujeres que denuncian a sus agresores y la precarización laboral, que se agudizó con la pandemia, volvieron a impulsar la convocatoria: las mujeres saldrán a la calle mañana y marcharán, una vez más. El punto de encuentro será la Plaza del Congreso, a partir de las 16.30. Por el Día Internacional de la Mujer, también habrá paro.

Solo en los dos primeros meses del año, se cometieron 50 femicidios; los primeros registros de este año coinciden con los números de informes previos, que dicen que una mujer es asesinada cada 29 horas. Nada mejoró con el paso del tiempo. Tal vez, la lucha feminista visibiliza cada vez más la desigualdad y la violencia machista, pero los resultados son magros. El punto 5 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) dictados por la ONU aspira a lograr la igualdad entre los géneros y empoderar a todas las mujeres y niñas antes de 2030. Solo quedan nueve años y, a juzgar por las estadísticas, estamos cada vez más lejos de alcanzarlo. A casi seis años del primer #NiUnaMenos, los nombres de las mujeres golpeadas, baleadas, quemadas y apuñaladas, en su mayoría por sus parejas o exparejas, se agregan a la lista de las víctimas. El de Úrsula Bahillo estará mañana en los carteles que se levantarán para reclamar justicia. La joven de 18 años, de Rojas, recibió 15 puñaladas de su expareja, el policía Matías Martínez.

“Este 8M volvemos a salir a las calles por la agenda de los reclamos del movimiento de mujeres y personas LGBTT. En el centro de los problemas urgentes está el drama de los femicidios y los transtravesticidios, que siguen en aumento. Pero, además, esta realidad genera aún mayor indignación porque estos casos son claramente evitables, como en el femicidio de Úrsula, que había denunciado 18 veces a su asesino, un policía que fue protegido por la misma fuerza. Es responsabilidad del Estado y vemos que el gobierno de Alberto Fernández no está tomando medidas reales para erradicar la violencia de género”, señaló Manuela Castañeira, dirigente del Nuevo MAS y la agrupación feminista y socialista Las Rojas, que se concentrarán a partir de las 16.30 en la intersección de Avenida de Mayo y 9 de Julio para marchar hasta el Congreso de la Nación. Su principal reclamo es para exigir “basta de femicidios”.

Más que nunca este año, la virtualidad será un canal importante de comunicación. A pesar de la decisión de salir a las calles y marchar, muchas agrupaciones están difundiendo consignas para replicar desde las redes sociales y atenerse a las restricciones que imponen los protocolos para el cuidado de la salud y la prevención de los contagios. Por eso, muchas mujeres acompañarán los reclamos con iniciativas en red, como la de Periodistas Argentinas, que propone que las mujeres que no puedan adherir al paro y la marcha se vistan de negro y compartan sus posteos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *