Marcha por Diego| Desde la Iglesia Maradoniana afirman que «la intención es acompañar Dalma, Gianina y a sus verdaderos amigos»

Bajo el lema «No se murió, lo mataron» desde la Iglesia Maradoniana convocaron una marcha para reclamar justicia por la muerte del astro, que es investigada por la fiscalía de San Isidro y tiene hasta el momento siete imputados en la causa judicial.

La cita es el próximo miércoles 10 de Marzo, desde las 18 en el Obelisco y otras ciudades de argentina que ya confirmaron que se unirán a la convocatoria.

Para conocer más detalles de esta movida que inicio en redes sociales, desde CincoDias dialogamos con Hernán Amez, uno de los fundadores de la religión del “10” quien explicó que el concepto es mostrar apoyo a los familiares y amigos directos del astro, además de devolver un poco del amor que dio en vida.

“Es un momento muy difícil para todo aquel que tiene adoración por Diego, nosotros como grupo identificado con él valoramos su amistad, sus mensajes y en este momento sentimos que tenemos que acompañar a esas personas que compartieron ese cariño y ese amor. Acompañar fundamentalmente a Dalma, a Gianina y también a Claudia que supo estar junto a Diego mucho tiempo. La verdad que para nosotros es ser consecuente con un sentir, con un dolor, que tenemos todos y mucha gente comparte”.

“Queremos rememorar ese amor y también escuchar respuesta de por qué no está ahora con nosotros, como referente que todos queríamos ver. Necesitamos que se explique qué pasó y porque los que antes estaban dando la cara o subiendo videos ahora no aparecen, que se oculta, porque no hablan” relata en referencia al pedido explicito que se hará en la marcha.

Para Amez el médico que supo estar junto al 10 sobre sus últimos días, Leopoldo Luque, debería dar algunas respuesta “si el médico se contacta primero con los medios que con la familia o la justicia no habla bien de él” sostiene y agrega que “desde un primer momento nos preguntamos todos que había pasado. Yo siempre dije que no entendía porque el medico convocaba a la prensa antes que a la justicia. Hoy vemos como quedan expuesto en audios con conversaciones que duelen realmente”.

“Estamos viendo como de un lado al otro hay más que dardos venenosos, hay una batalla muy fuerte, pero tenemos en claro que estamos del lado de las personas que él siempre quiso, que él nos llevó a conocer y que estuvieron en los momentos de alegría que compartimos. Por eso vamos a apoyar a esa gente que pide por Justicia, que están representados fuertemente, insisto, por Dalma, Gianina y sus amigos”.

También Amez hizo su descargo sobre los dichos del actual abogado defensor de Matías Morla y Rocío Oliva, Mauricio D’Alessandro, quien manifestó que “el celular de Diego era un arma, si él quería llamaba a la Iglesia Maradoniana si quería droga”; en este aspecto sostuvo que las palabras del letrado “duelen, son injusta porque vienen de un hombre con familia, de un profesional de su talla. Es desdeñable que ensucie a gente porque sí, por el hecho de defender de Morla”.

Sobre el cierre, uno de los fundadores de la Iglesia Maradoniana descubre cual es el recuerdo que se viene a la mente cuando le dicen “Maradona”: “Mi recuerdo es uno puntual, es cuando él estaba en Cuba, casi olvidado por la gran mayoría de la gente. Él no estaba bien y había conseguido una antena para ver los noticieros de Argentina. Fue entonces que vio imágenes de una de nuestras celebraciones y le encantó. Se hizo grabar en la intimidad un video que nos envió, con un saludo. Se puso una remera que le habíamos mandado que tenía como cuatro talles menos, que casi no lo entraba y repetía “media achicoria esta”. Después cantó un tango y nos habló de manera personal. Ese es un recuerdo muy lindo que tengo de él. Una imagen privada, de su intimidad, que fue siempre fuerte para nosotros”.

Vale recordar que Maradona murió a los 60 años el pasado 25 de noviembre mientras cumplía una internación domiciliaria en una casa alquilada en un barrio de la localidad bonaerense de Tigre, semanas después de someterse a una operación en el cráneo por un hematoma subdural.

En la causa que investiga el presunto delito de homicidio culposo, la Justicia imputó al neurocirujano Leopoldo Luque, la psiquiatra Agustina Cosachov, el psicólogo Carlos Díaz, la médica coordinadora Nancy Forlini y los enfermeros Dahiana Gisella Madrid, Ricardo Almirón y Mariano Perroni (coordinador).

Las conversaciones del equipo médico de Maradona incorporadas a la investigación revelan serias irregularidades en el tratamiento de su cuadro clínico y sus adicciones.

¿Qué es la «Iglesia Maradoniana»?

La iglesia Maradoniana reúne a los cientos de miles de fanáticos de Maradona que hay en todas partes del mundo. Nuestra religión es el fútbol y como toda religión ha de tener un Dios.

Fue fundada el 30 de octubre de 1998 en la ciudad de Rosario, Argentina. Podría ser vista como un tipo de sincretismo o como una religión, dependiendo de qué definición religiosa se opta por utilizar. Alejandro Verón, uno de los fundadores sostiene que tiene “una religión racional, y esa es la Iglesia Católica, y tengo una religión en mi corazón, la pasión, y eso es Diego Maradona”.

La iglesia se ha expandido a otros países tales como España, Italia, Alemania, Reino Unido, Escocia, Japón, Afganistán, Perú, Brasil, Chile, México, Uruguay y los Estados Unidos, entre muchos otros,5​6​7​ donde se congregan en las sedes oficiales.

Según sus creadores la función es mantener vigente “la pasión y la magia con la que nuestro Dios jugo al fútbol, no olvidarnos de los milagros que realizó en las canchas ante la mirada de todos y del sentimiento que despierta en nosotros los fanáticos, día tras día”.

Todo se desarrolla dentro del marco futbolero, de la pasión que despierta el deporte más lindo y popular de la tierra. Respetando las creencias religiosas a todas por igual y sin intención alguna de desprestigiarlas.

“Si vemos una camiseta de fútbol con el número 10 pensamos en él… todas estas cosas y más, hacen de Maradona un mito viviente, un Dios, del fútbol” afirman.

LOS 10 MANDAMIENTOS

La pelota no se mancha, como dijo D10S en su homenaje.

Amar al fútbol por sobre todas las cosas.

Declarar tu amor incondicional por Diego y el buen fútbol.

Defender la camiseta Argentina, respetando a la gente.

Difundir los milagros de Diego en todo el universo.

Honrar los templos donde predicó y sus mantos sagrados.

No proclamar a Diego en nombre de un único club.

Predicar los principios de la Iglesia Maradoniana.

Llevar Diego como segundo nombre y ponérselo a tu hijo.

No ser cabeza de termo y que no se te escape la tortuga.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.