¿Cómo Desintoxicar el Organismo Después de Navidad?

Comidas en abundancias, turrones, copas de vino, brindis con amigos, en el trabajo, con familiares… Los excesos propios de las fechas navideñas hacen que la mayoría de nosotros recibamos enero con unos kilos de más.

Por ello y para recuperar la normalidad en tu vida, y sobre todo en tu dieta, en #CincoDias, nos contactamos con nutricionistas que nos dan algunas claves para recuperar los buenos hábitos y resetear nuestro cuerpo.

Depúrate

Procura no introducir más toxinas en el cuerpo (alcohol, cafeína…) y elimina las acumuladas en las fiestas. Una manera fácil es tomando cada mañana, en ayunas, un vaso de agua caliente con limón, que además ayudará a alcalinizar.

Recupera la rutina en tus hábitos alimenticios

Haz cinco comidas al día e intenta crear una rutina en cuanto a los horarios. De esta manera activamos el metabolismo, llegando a las comidas principales con menos hambre y evitando el picoteo entre horas.

Abusa de la fruta y la verdura

Trata de consumir un mínimo de cinco piezas al día distribuidas en las cinco comidas. Los vegetales y frutas son una fuente de salud. Las verduras contienen proteínas y tienen la ventaja de que no nos aportan grasas saturadas ni colesterol. Además, las de hoja verde (como las acelgas, las espinacas, los berros…) son alimentos que también contienen bastante calcio.

Introduce proteínas en tus comidas

Sobre todo en la comida y la cena: el pescado blanco es ideal por su valor nutricional y su bajo índice calórico (procura comerlo 3 o 4 veces por semana).

Beber mucha agua

Es el vehículo que tu organismo utiliza para deshacerse de las toxinas. La falta de agua, por otra parte, puede conllevar dolores de cabeza, apatía, disminución de la memoria, fatiga. Para una alimentación sana debemos beber mínimo un litro y medio o dos de agua diaria.

Decile “si” a las infusiones

Algunas, como el té verde, te ayudarán a quemar grasa y a evitar la retención de líquidos.

Haz Ejercicios

Recupera  acentuando tu actividad entre 2 o 3 veces por semana, e incorpora pequeños gestos a tu rutina diaria, como subir y bajar por las escaleras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *