Bolivia: «Volvimos millones»

Por Marcelo Paredes y Mariano Vázquez (desde Bolivia) |La localidad de Chimoré, ubicada en el Trópico de Cochabamba, en el centro del país, fue testigo del amor de un pueblo para con su líder. Una multitud comenzó a llegar desde la madrugada al aeropuerto para celebrar el retorno del primer presidente del Estado Plurinacional de Bolivia. La emoción y euforia se expresaba en los rostros, bailes y lágrimas que se masificaron cuando Evo subió al escenario. Se trata de una victoria heroica del pueblo boliviano que en apenas 11 meses logró revertir un golpe de estado que pretendió desparecer al Movimiento Al Socialismo (MAS) y a su líder.  

«Un año atrás salimos del aeropuerto de Chimoré y dijimos que volveríamos millones. Aquí estamos los millones hoy», bramó Evo en la tierra en la que se forjó como dirigente sindical de las Seis Federaciones del Trópico de Cochabamba y en donde fundó al MAS. Y agregó: “En menos de un año hemos recuperado la democracia, hemos vuelto al Gobierno, eso es algo inédito, histórico, único en el mundo”.

También les mandó un mensaje irónico a los golpistas: “Los salvajes nuevamente estamos en el gobierno, estamos en el poder”.

“Somos un pueblo organizado, movilizado, que ha demostrado en corto tiempo que se puede cambiar Bolivia. Pero también esta lucha no solamente es interna, es una lucha internacional, una lucha interplanetaria; esa es la gran responsabilidad que tenemos si tenemos compromiso con la vida”, sostuvo al tiempo que llamó a enfrentar “a la OEA”.

El exmandatario expresó su agradecimiento “al pueblo argentino, al (presidente) Alberto Fernández, a los hermanos de Argentina, de CTA, de ATE, de los trabajadores, parte de mi vida se queda en Argentina, en estos 11 meses me sentí acompañado”.

Por su parte, Álvaro García Linera recordó que «un año de infamia se apoderó de nuestra patria. Mataron a hermanos. Quemaron la casa de Evo. Mataron en Senkata y Sacaba. Y una pandilla de ladrones se apoderó del Estado. Tienen nombre: (Jorge) Quiroga, (Carlos) Mesa, (Jeanine) Añez, (Arturo) Murillo. Toda la escoria de la historia».

Uno de los puntos más emotivos fue en el momento en que García Linera, quien había tomado un puñado de tierra del Chapare cuando partían al exilio en una avión de bandera mexicana, se la dio a Morales para que la vuelva a esparcir sobre el suelo cochabambino.

Evo llegó esta madrugada al Trópico de Cochabamba tras protagonizar una caravana que comenzó el lunes en la mañana en Villazón, a donde arribó acompañado por el presidente argentino y fue durante dos días arropado por el amor de su pueblo, pasó Atocha, Uyuni, Villa Mulato, Serayuvo, Orinoca, su pueblo natal, Oruro para finalizar en el aeropuerto de Chimoré. La muestras de afecto y admiración más la masividad en cada uno de los actos demuestra la centralidad del líder indígena en la política boliviana.

“Nunca me sentí abandonado en un año y esta es la muestra. A nombre de todos los perseguidos, de las familias masacradas, de compañeros procesados, decirles muchas gracias hermanos, Bolivia nuevamente ha triunfado gracias a la unidad del pueblo boliviano”, subrayó Evo.

Litzi Sequeiros, representa a las colectividades de Trancas, San Miguel y Lules en la provincia de Tucumán, nacida en la localidad boliviana de Tupiza y residente en la Argentina, integra la delegación de la CTA-Autónoma, ATE y CLATE que acompañaron la caravana de retorno.

Agradeció al expresidente “porque este año con el gobierno de Facto, recién en la última semana y gracias a las gestiones de Evo Morales, pudimos conseguir una autoridad electoral y en tiempo record nos organizamos para poder votar. Fue fundamental la ayuda de Marcelo Sánchez, secretario general de ATE-Tucumán y de María Alejandra Muntaner de la seccional Yerba Buena tanto en logística y transportes para que mis compatriotas fueran a votar pese al Covid-19 y al paro de transportes”, rememoró Litzi.

La lucha y la decisión de no bajar los brazos les trajo resultados y Lucho Arce, candidato a presidente del MAS, ganó con más del 90 % en Tucumán.

La travesía de retorno de Evo a su patria “fue un experiencia hermosa y emocionante y me permitió entender que el MAS-IPSP es mucho más que un partido, es un movimiento popular, lleno de jóvenes que trabajan para el bien común y que le dio una lección al mundo de cómo se defiende la democracia”, manifestó.

La misma definición fue la que usó el ex embajador de Bolivia en Argentina durante el gobierno de Morales, Santos Tito, quién se cruzó con la comitiva argentina en el almuerzo de homenaje realizado en el estadio de Chimoré, tras el acto en el aeropuerto: “Es un hecho inédito en la historia de Bolivia y en la historia latinoamericana. Un hecho que es difícil de entender sin la figura de Evo que no solo es un líder aquí en Bolivia sino que demostró serlo en toda Latinoamérica”.

Tito que, como tantos funcionarios, políticos y militantes bolivianos se fueron a refugiar en Argentina escapando de la represión golpista, no quiso olvidarse de quienes fueron solidarios: “Quiero agradecer la solidaridad del presidente Alberto Fernández, de todo el pueblo argentino, de ATE y la CTA-Autónoma que cobijaron a tantos hermanos y hermanas”.

“Y destacar, también, a esta delegación que acompaño el histórico regreso de Evo Morales a su patria”, concedió.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *