La tormenta tropical Delta se convirtió en huracán, alcanzó categoría 4 y avanza hacia México

La tormenta tropical Delta alcanzó hoy la categoría 4 y prevén que azote mañana la península mexicana de Yucatán como un huracán «extremadamente peligroso», ante lo cual el Gobierno ordenó el despliegue de 5.000 militares y la evacuación de turistas en el balneario de Cancún.

El ciclón sopla en el Caribe con vientos máximos sostenidos de 220 km/h y ráfagas más fuertes, informó el Centro Nacional de Huracanes (NHC, por sus siglas en inglés), con sede en Miami.

Delta, de categoría 4 en una escala de 5, se encontraba esta tarde a unos 420 km al sudeste de Cozumel, México, hacia donde se desplaza a una velocidad de 26 km/h.

«Se ha dado la instrucción de que se movilicen hasta 5.000 elementos con todos los equipos necesarios para proteger a la población, y ojalá el huracán Delta pierda fuerza», dijo hoy el presidente Andrés Manuel López Obrador en su conferencia habitual.

Los efectivos movilizados, que pertenecen a la Secretaría de Marina, ejecutarán el Plan DN-III, mediante el cual se auxilia a las comunidades en situaciones de desastres.

Varios uniformados, algunos con capas impermeables, se desplazaban a las localidades de Valladolid y Tizimín, en el estado de Yucatán, reportó la agencia AFP.

Los huracanes de gran intensidad son los que tienen categoría 3 o más, en una escala de máximo 5, con vientos de más de 178 km/h., y Delta ya alcanzó categoría 4.

López Obrador señaló que «en las partes bajas hay que salir, ir a refugios. Vale más prevenir y hay tiempo todavía, de acuerdo a las proyecciones. Delta va a azotar y pegar más fuerte hasta la noche del miércoles y tenemos todo el día para prevenir», indicó, según consignó ANSA.

Los efectivos movilizados, que pertenecen a la Secretaría de Marina, ejecutarán el Plan DN-III, con el que se auxilia a las comunidades en situaciones de desastre.

En tanto, las autoridades del estado de Quintana Roo, donde se localiza Cancún, ordenaron la suspensión de las actividades no esenciales en la zona a partir de las 13 (15 horas de Argentina).

La gubernamental Comisión Federal de Electricidad envió a 650 operarios, 113 grúas, 181 vehículos, un helicóptero, 28 plantas de emergencia y 7 torres de iluminación para atender los daños que puedan presentarse tanto en Quintana Roo como en el vecino estado de Yucatán.

La empresa, que monopoliza el suministro del fluido, advirtió a los pobladores a alejarse de postes de cableado eléctrico derribado y de instalaciones que saquen «chispas».

Las plataformas petroleras de Estados Unidos en el Golfo de México, propiedad de Royal Dutch Shell, de Holanda y Equinor ASA, de Noruega, cerraron sus actividades y evacuaron a su personal.

Por su parte, el gobernador Carlos Joaquín González anunció, además, el cierre de los aeropuertos de Cancún -uno de los principales destinos turísticos de México- y de Cozumel a partir de las 17 (19 de Argentina).

Los turistas, muchos de ellos extranjeros, serán trasladados a refugios adecuados por las empresas hoteleras, mientras que para los pobladores locales fueron habilitados albergues públicos, explicó el funcionario.

Adicionalmente fueron desalojados los hoteles continuos a la línea costera en Cancún y Puerto Morelos.

También en las islas Punta Allen y Holbox, los turistas serán enviados a las poblaciones más cercanas por encontrarse en riesgo.

Esta situación supone un nuevo golpe para Cancún y zona aledañas, que ya habían visto descender dramáticamente las visitas a raíz de la pandemia de coronavirus.

El turismo representa más de 8% del PBI de México, el cuarto país del mundo más golpeado por muertes por el coronavirus, con 81.877 fallecidos, además de casi 800.000 casos confirmados.

Los habitantes de Cancún se abastecían este martes de víveres, agua potable y tablones de madera, además de reunir documentación importante para su resguardo.

Hasta este lunes se registraron lluvias intensas por el paso de la tormenta tropical Gamma por el sudeste, que tocó tierra el fin de semana pasado y dejó al menos seis muertos y unos 600.000 afectados, principalmente por inundaciones.

Delta es la vigesimosexta tormenta con nombre en una temporada de huracanes en el Atlántico inusualmente activa en la que se batieron varios récords, entre ellos que se agotó la lista de nombres previstos para los ciclones y los meteorólogos comenzaron a identificarlos con letras del alfabeto griego.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *