Temporada de verano: Proponen enfocar las políticas públicas sobre gestión de riesgo incorporando al COVID 19

El Instituto Argentino para la Reducción de Riesgo Desastres insta a los gobiernos locales a planificar medidas de largo plazo para aplicar en la temporada de verano para que los protocolos sean efectivos.

Con la inminente llegada de la primavera y los climas más cálidos se acerca también el inicio de las temporadas turísticas en nuestro país. Este año en particular a la preparación que todos los municipios realizan para afrontar y aprovechar estos meses de mayor flujo de personas se suma la preocupación por el COVID 19.

En este contexto, el Instituto Argentino para la Reducción de Riesgo Desastres invita a los gobiernos locales a pensar en las medidas de prevención de COVID en el marco de las políticas públicas para la gestión de riesgo de desastres en su totalidad.

Proponemos utilizar este momento de crisis como una oportunidad de repensar nuevas formas de gestionar los riesgos que sean perdurables en el tiempo. Cuando hablamos de riesgos no solo debemos tener en cuenta el aislamiento social en el momento de ocio como la playa, restaurantes o espectáculos, si no la temporada en su conjunto.

Cabe destacar que sin estar en contexto de Covid19, la mayoría de los municipios turísticos no cuentan con caminos de evacuación marcados, puntos de resguardo ante emergencias ni información para turistas de dónde quedan los centros de salud más cercanos.

Los gobiernos locales se deben comprometer a pensar en todos los escenarios posibles para evitar una propagación mayor.

Por ejemplo, sabemos…

•             Cuántas vías de evacuación se necesitan en el municipio y cómo señalarlas. •             Cuántos puntos de resguardo y dónde se deben tener.

•             Cuál es la mejor herramienta que se puede usar para que todos estén informados. *(Una  muy útil y de fácil acceso puede ser Google maps donde se pueden hacer nuestras propias marcaciones.)

Estos son algunos pocos puntos de los cuales podemos hablar pero por cierto hay muchos más. La premisa es trasladar todo tipo de actividad a espacios abiertos, manteniendo la distancia social y las medidas de higiene y protección personal y con ello viene aparejado todo lo que mencionamos anteriormente. ¿Qué pasa si necesitamos evacuar, por ejemplo? .

Además, a todo esto,  debemos sumar cómo comunicarlo. Claramente no es tarea sencilla, por eso la temporada no debe ser solo crear un protocolo y dárselo a la gente con el fin que tenga la responsabilidad de cumplirlo. Ya sabemos que eso no ocurre.

Por ejemplo en España el decálogo para la temporada indicaba que las personas debían ducharse antes de ir a la playa etc.. Esta semana volvieron a tener más de 10 mil casos.

Entonces es hora de dejar de hablar de protocolos por si solos y sentarnos seriamente a pensar políticas públicas para reducir los riesgos que sean de largo plazo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.