La Unidad especializada en Medio Ambiente investigará porqué el agua tiene «mal sabor» en CABA

Tras semanas de reclamos y denuncias recibidas por AYSA respecto a mal sabor, olor extraño y color en el agua potable en distintos barrios de la Capital Federal, la Unidad Fiscal Especializada en Medio Ambiente abrió una investigación para determinar si existió algún tipo de contaminación y buscará individualizar a los damnificados, con el objetivo de determinar cuál es la magnitud de la afectación del servicio.

De acuerdo con los diversos testimonios recogidos en las redes sociales, muchos relataron que el agua tiene sabor a aceitunas o aceite de oliva.

Desde AYSA afirmaron que “el consumo de agua no presenta toxicidad alguna” y reconocieron que el cambio en el aroma y el sabor comenzó a ser registrado a partir del 21 de agosto y que se repitió de manera intermitente o con nulo o bajo impacto en las siguientes semanas, aunque a partir del 4 de septiembre el problema adquirió mayor magnitud.

En este sentido sostuvieron “desde la Planta San Martín, situada en la avenida Figueroa Alcorta al 8500, en Palermo, se detectaron variaciones en el Río de La Plata, y esos cambios en el agua son los que modificaron el olor y el sabor. Los barrios que se nutren del agua de dicha planta (cerca de 6 millones de personas) son los más afectados”.

Fue la propia empresa estatal quien solicitó la intervención de la Unidad Fiscal de Medio Ambiente para que investigue los motivos por los cuales se modificó el agua, a fin de determinar si existe o ha existido alguna conducta delictiva, como un caso de contaminación producido por alguna empresa que vertió efluentes industriales al río.

Los distritos que reciben agua de la planta San Martín son San Isidro, Vicente López, San Martín, Tres de Febrero, Morón, Ituzaingó, Hurlingham y una parte de La Matanza, en el conurbano bonaerense. En la ciudad, este fenómeno tiene más intensidad desde la Avenida Rivadavia hacia el norte, porque en el sur del distrito el agua se empieza a mezclar con la producida en la Planta Belgrano, en Bernal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *