Alberto Fernández: «La vacuna será producida por Argentina y México»

El Gobierno anunció que la Argentina comenzará a producir la vacuna contra el coronavirus desarrollada por científicos de la Universidad de Oxford. Se realizará en conjunto con el laboratorio AstraZeneca, gigante farmacéutico que tiene sede en Londres.

El presidente Alberto Fernández y el ministro de Salud Ginés González García dieron una conferencia donde detallaron el acuerdo con la Universidad para fabricar entre 50 y 100 millones de dosis, que se distribuirán en Latinoamérica, excepto en Brasil. El país cuenta con la capacidad técnica y tecnológica para una producción de esa magnitud.

El jefe de Estado habló en una conferencia de prensa en Olivos en referencia al acuerdo firmado entre la universidad de Oxford y el laboratorio Astrazeneca para fabricar la vacuna, que se encuentra en la fase 3.

Fernández aseguró que «es una linda noticia, es un dato esperanzador y un gran orgullo que podamos trabajar juntos con México para dar una respuesta para nuestro querido continente».

Anunció que el costo de la vacuna contra el coronavirus diseñada por la empresa AstraZeneca, que se producirá en la Argentina, tendrá un costo de entre 3 o 4 dólares, lo que implica un «precio accesible» para América latina.

TEXTUALES DE ALBERTO FERNÁNDEZ

«Una de las preocupaciones que siempre tuvimos es garantizarnos que cuando la vacuna esté en condiciones de disponerse la Argentina no tenga que esperar».

«El laboratorio ha firmado un acuerdo para producir entre 150 y 250 millones de vacunas destinadas a toda Latinoamérica, con excepción de Brasil. Van a estar disponibles para el primer semestre de 2021. Se distribuirán equitativamente entre los países que así lo demanden».

«La producción latinoamericana va a estar a cargo de la Argentina y México».

«Este acuerdo le permite a la Argentina poder acceder entre 6 y 12 meses antes a la vacuna».

«El precio de la vacuna se calcula que estará entre 3 y 4 dolares la dosis. Eso es muy significativo para América Latina porque permite a todos nuestros países poder acceder a ella».

«Esto es un emprendimiento privado que ha contado con el apoyo financiero de la fundación Slim y convirtieron este proyecto en uno sin fines de lucro. Hay que celebrar la conducta de la empresa y de la Universidad de Oxford. Garantizan una vacuna sin ganancias y sin buscar beneficios económicos».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.